Ante el atentado a la Iglesia Evangélica Metodista y MEDH en Rosario

Logo FAIE

Atento a los acontecimientos ocurridos en la Ciudad de Rosario en la noche del día 27 de septiembre en curso, la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas expresa su repudio a este hecho vandálico que debe leerse además como un atentado contra la libertad de culto y de discriminación religiosa y social.incendio_1

No podemos considerar inocentemente el doble ataque en que simultáneamente se afecta a una entidad de derechos humanos como es el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH) y a una expresión de fe con larga historia de nuestro país, como es la Iglesia Evangélica Metodista.incendio_2

Días pasados se hizo público el ataque sufrido por la Iglesia San Ignacio en la Ciudad
de Buenos Aires, lo cual llevó a un repudio generalizado y tuvo amplia repercusión en
los medios de comunicación masiva. Nos llama la atención que esta profanación
igualmente criminal no haya sido difundida y considerada de la misma manera.
Creemos que hace a la igualdad religiosa y al respeto a los derechos ciudadanos que se conozca los infames alcances de este acto y se proceda a la necesaria reparación de sus efectos.incendio_3

Federico Schäfer, Secretario

Néstor Míguez, Presidente

Pd.: A continuación compartimos un enlace a un artículo informativo sobre el atentado de referencia.

http://ecupres.wordpress.com/2013/09/28/rosario-incendiaron-templo-metodista-sede-del-medh/

Un año electoral y la dignidad de las personas

Nuestro pueblo se apresta a participar nuevamente de los procesos electorales
propios de una República. Nos alegramos, porque marca la continuidad de la vida
democrática en nuestro país. Es una nueva oportunidad de mostrar los beneficios de una vida en libertad, y de afirmar los derechos ciudadanos. Como creyentes evangélicos entendemos que esto hace a la dignidad de las personas, al reconocimiento del valor de cada uno y cada una de los habitantes, y fortalece el vínculo humano de fraternidad y solidaridad.eleccio

Pasadas las elecciones primarios, y establecidos los candidatos propios de cada
partido, nos aprestamos a una nueva campaña electoral. Durante la misma entendemos
necesario afirmar el respeto por todos, todas y cada uno y una de los participes en el
acto electoral, sean votantes o candidatos. Aunque resulte obvio decirlo, el votante es
respetado cuando se le habla desde la verdad, se le presentan propuestas serias y
diálogos maduros. El debate respetuoso de ideas y propuestas es un deber de
esclarecimiento que la ciudadanía reclama. El proceso electoral es también una instancia educativa y debe ser aprovechada como tal para la formación ciudadana. Las opciones deben ser presentadas con claridad, y quienes las enuncian deben mostrarnos su coherencia, no solo ideológica sino también en su propia vida. La verdadera autoridad, como lo mostró Jesús, se sustenta en esa coherencia.

Por su parte los candidatos deben respetarse mutuamente, aun en la confrontación y
el debate. Se merecen el respeto y consideración también de quienes se expresan y
actúan como formadores de opinión pública desde los medios de comunicación social.
El desacuerdo y la confrontación de ideas son propias de la vida democrática, pero la
denostación pública del contendiente electoral, la burla o la acusación infundada y el
agravio gratuito, lejos de ayudar a generar un clima democrático no hacen sino degradar la tarea política y desalentar la participación ciudadana.elecci

También queremos dirigirnos a los pastores y dirigentes de nuestras propias iglesias.
La vocación política, tanto de los ministros religiosos como de los laicos tiene su lugar
en la vida cristiana, y debe ser entendida y estimulada como un servicio (Mc 10:42-45),
especialmente dirigido a quienes son más débiles y necesitados, como nos lo recuerdan los profetas y el mismo Jesús (Mt 25:31-45). Pero no creemos que sea bueno que los pastores impongan una opción partidaria, ni que sea el púlpito el lugar desde el cual dirigir el voto de los fieles. También aquí es necesario respetar las opciones personales y confiar en la madurez y libertad de decisión de los creyentes. El evangelio nos orienta en nuestras opciones políticas, la fe nos guía en nuestra vida ciudadana, pero no debemos confundir esto con un particular favoritismo partidario o la unción de un candidato.

El Evangelio es anuncio de vida plena, de amor solidario, de libertad en el servicio
mutuo, de justicia para todos y todas, de la dignidad de todas las personas por igual, de
integridad de la creación. Es anuncio del Reino de Dios, presente en la esperanza
alumbrada por su Santo Espíritu. Nuestra misión es anunciar ese Reino y promover esa
plenitud. Sabemos que ningún partido político ni poder humano lo puede traer porque es don divino. Pero al mismo tiempo obramos desde el amor a nuestro prójimo para que la vida humana pueda realizar lo más posible el propósito amoroso del Creador. El
sentido de nuestra presencia social como iglesias es llevar nuestra solidaridad al
sufriente y defender la vida de los más vulnerables. También nuestra participación
ciudadana tiene ese sentido. Al participar de los actos electorales, desde el lugar que
cada uno pueda tener, afirmamos esta vocación y ayudamos a construir nuestra Nación desde la fe. Hagámoslo en conciencia y en gratitud al Señor, para traer bendición a nuestro pueblo.

Néstor O. Mígez
Presidente FAIE

Reconocimiento de la FAIE al Ejército de Salvación

Buenos Aires, 5 de septiembre de 2013

EJÉRCITO DE SALVACIÓN
Cnela. Susan Mc Millan,

De nuestra fraternal estima,
En nombre de la Junta Directiva de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas y
de las Iglesias que la componen, queremos expresar nuestro reconocimiento al esfuerzo realizado por el Ejercito de Salvación en la ciudad de Rosario en el auxilio y
acompañamiento a las víctima de la tragedia producida por la explosión de gas en el
edificio de la calla Salta, de dicha ciudad.EJ
Para nosotros como Iglesias evangélicas es causa de satisfacción ver la eficiente tarea
realizada por lo hermanos y hermanas del ejército de salvación como testimonio de su
compromiso con nuestro Señor y con aquellos que estén en necesidad o pasando
momentos de angustia.ES
Reiteramos nuestra disposición a colaborar en todo aquello que esté a nuestro alcance
en esta o cualquier otra tarea frente a situaciones de emergencia.
Le saludamos en el amor de Cristo,

Pr. Federico Schäffer, Secretario

Pr. Néstor Miguez, Presidente

La FAIE y la paz en Siria

En la reunión de Junta Directiva del día de la fecha, 2 de setiembre de 2013, se resolvió adherir a la “Declaración de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina ante el inminente ataque a Siria”, asociada de la Federación. También se invita a las iglesias miembros a realizar sus propias declaraciones a favor de la paz en Siria y a orar en las celebraciones de los próximos domingos por una paz justa en este país.siria 1

Seguidamente el texto de la Declaración de la IEMA:

“En consideración de los hechos sucedidos en los últimos días en torno al conflicto que desangra al país de Medio Oriente, la IEMA repudia un posible ataque militar estadounidense sin aval de la ONU.

Los conflictos bélicos que se suceden en el Medio Oriente, liderados por los Estados Unidos con el apoyo de Gran Bretaña y Francia,  han estado afectando la frágil paz en el mundo. En nombre de la libertad muchos miles de personas han perdido la vida y muchos otros han quedado sin hogar ni esperanza.

Con falsos argumentos se invadió a Irak y, nuevamente, con argumentos sin confirmación se justifica lanzar ahora un ataque contra Siria. Nuevamente se ha obviado recurrir a las Naciones Unidas. Además pareciera que el silencio o el apoyo de la familia Abrámica (Judíos, Islámicos y Cristianos) acompañará esta cruel aventura bélica, que es un pecado atroz e imperdonable ante Dios, la humanidad y la historia.

Como Iglesia Evangélica Metodista Argentina y parte del pueblo que aboga por una paz verdadera, urgimos a los responsables de un posible ataque, para que recapaciten sobre las consecuencias a que nos puede llevar una conflagración que cercenará vidas inocentes y puede convertirse en una herida social sin cura.

Los países cuya herencia cristiana parecen haberla dejado a un lado, olvidan que el mandamiento del “No matarás” sigue vigente y urgente y que Jesús  anuncia como un desafío: “Bienaventurados los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios” (Mateo 5: 9).

Obispo Frank de Nully Brown, Obispo Emérito  Federico Pagura, Obispo Emérito Aldo Etchegoyen, Obispo Emérito Nélida Ritchie”