Las iglesias y el prejuicio “anti-sectas”

Logo FAIELa provincia de Córdoba ha sancionado una ley, Ley Provincial 9891, llamada de Prevención y Asistencia a las Víctimas de Grupos que usan Técnicas de Manipulación Psicológica”, pero más comúnmente nombrada como “Ley anti-sectas”. En la ciudad de Río Tercero se pretende aplicar esta ley, a la que consideramos un avance desmedido sobre la libertad de cultos, a una congregación Bautista integrante de la Confederación de Iglesias Bautistas de la República Argentina y a su pastor Marcelo Nieva, entidad que es reconocida y que cuenta con sus correspondientes registro y documentación legal. Como Federación Argentina de Iglesias Evangélicas denunciamos esto como persecución religiosa y una afrenta a la libertad de cultos y a la igualdad jurídica de todos los habitantes. Este hecho es una prueba flagrante de la desmesura de esta ley y de la arbitrariedad que produce. No podemos sino repudiar este hecho y confiar en que las autoridades correspondientes desestimen a la brevedad esta y cualquier otra acción jurídica basada en el prejuicio y la discriminación religiosa. Solidarios con la comunidad Bautista de Río Tercero, levantamos nuestra voz para que cese este acto persecutorio a la brevedad.

No cabe duda que toda sociedad busca protegerse frente a los abusos, fraudes y perversiones, algunas de las cuales se esconden bajo ropaje religioso. Sin embargo, históricamente, la persecución, legal o ilegal, de “las sectas” ha provocado prejuicios, daños irreparables y miles de víctimas inocentes. El judaísmo en varias oportunidades históricas, el mismo cristianismo bajo el imperio romano, los valdenses, las iglesias puritanas, los cultos de los pueblos originarios o las religiones afroamericanas, por citar sólo algunos ejemplos, han sido objeto de la calificación de secta y perseguidos como tales. Las minorías religiosas muchas veces han visto cercenadas su libertad y sus vidas en riesgo por estos prejuicios. Muchos son los mártires del prejuicio religioso como para justificar con leyes arbitrarias la represión religiosa.

Conformar un grupo religioso o sostener una creencia, cualquiera que ella sea, es parte de la libertad de culto que consagra nuestra Constitución Nacional. Si algún grupo o asociación religiosa, o algunos de sus miembros, cometen delitos tipificados en nuestros códigos y cuerpos jurídicos, estos deben ser juzgados como tales y no por sus creencias o su culto. La pretensión de leyes específicamente “anti-secta” es una invitación a la arbitrariedad y la descalificación religiosa, al abuso y a la persecución. Por ello mismo expresamos claramente nuestra disconformidad con esta ley provincial en Córdoba y con la pretensión de establecer leyes similares a nivel nacional. Por el contrario, abogamos para que se considere a la brevedad una ley de libertad e igualdad religiosa, cuyo proyecto ya ha sido presentado por nosotros y otros cuerpos religiosos ante las autoridades nacionales.

Por la Federación de Iglesias Evangélicas de la República Argentina:

Presi y Secretario FAIE 2013

5 pensamientos en “Las iglesias y el prejuicio “anti-sectas”

  1. Pingback: Las iglesias y el prejuicio “anti-sectas” « El teologiyo

  2. Estimados hermanos:
    Soy el pr. Marcelo Nieva de la Ciudad de Río III, quiero agradecer a los hermanos de la federación por el apoyo brindado, para nosotros es vital por que el atropello que hemos vivido no tiene nombre, ni antecedente de algo similar. En estos momentos estamos refugiándonos con mi esposa embarazada y con los hermanos de la iglesia, por las constantes amenazas, hostigamientos y agresiones de civiles, policías, etc .
    Agradezco al Pr. Guillermo Prein quien constantemente esta ayudándonos, aconsejándonos e intercediendo a favor nuestro, sin conocernos.
    Gracias hermanos creemos que esta tribulación va a servir para consolar a muchos en nuestra Argentina y esto va a beneficiar a la iglesia de Cristo, de la cual se burlo el juez de esta Ciudad, cuando me dijo que la comunidad evangélica en Argentina era considerada por el aparato jurídico y estatal como débil, enclenque y ridícula.
    El día 25 de Noviembre se realizará una concentración nacional en nuestra ciudad a favor de la libertad religiosa y en repudio a lo sucedido en estos dos años, organiza la CEBA.
    Gracias nuevamente, Dios les recompense y bendiga.

  3. Hermanos queridos, estoy de acuerdo con ustedes, pero debemos reconocer que, algunas pseudo iglesias que se llaman evangélicas en realidad engañan y se aprovechan de las personas ingenuas, que a veces no saben discernir, entre lo bueno y real, y entre los que es aprovechamiento en beneficio propio-
    Con el cuento de la prosperidad, (en realidad prosperan los pseudo pastores) la obligación del diezmo, y tantas mentiras en provecho propio, llenan las iglesias y sus propios bolsillos…
    A esas sí, que deberíamos llamar además de sectas, delincuentes.
    Muchas bendiciones en vuestro trabajo–
    Martha

    • Así es, apreciada hermana. Siempre habrá iglesias locales fieles a la Palabra de Dios y otras, tan apartadas de la Saludable Enseñanza que, bien pudieran ser tildadas de ´sectas´. Pero lo uno no quita lo otro. También en el ámbito católico encontramos al Opus Dei, del cual hay testimonios en la Web, testificando que a duras penas han podido salir de lo que ellos mismos consideran que es una secta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *