Historia

Ahora lo insólito: pese a todo, muchas veces me río de los chistes y las “cargadas” que nos permiten relajarnos en momentos de tensión y de cansancio.

Como FAIE hago todo esto y mucho más, a través de la señora Loyda de Muñoz, y de los pastores Héctor Petrecca y Juan Gutiérrez[1]. Juntamente con la Mesa y la Junta Directiva seguimos trabajando para que usted no sienta tanta necesidad de preguntar: ¿Qué hace la Federación? No siempre fui tan clara, tan explícita, tan pertinente. Por ello pido perdón, comprensión, imaginación, y un mínimo de compasión… y sí, también oración.

Quedo de usted,
FAIE|Federación Argentina de Iglesias Evangélica

[1] Colaboradores de la FAIE en el momento en que se escribió el artículo.

Objetivos de la FAIE
La FAIE tiene estas prioridades fundamentales:
• La acción en favor de la libertad religiosa y contra toda forma de discriminación y exclusión.
• La promoción del espíritu ecuménico y de expresiones de unidad y acción conjunta de las iglesias evangélicas.
En este marco, los objetivos inmediatos más específicos son:
• La búsqueda de caminos de unidad y testimonio unido.
• La recomposición de la relación con organismos gubernamentales y no gubernamentales.
• El restablecimiento y mejoramiento de las relaciones con organismos ecuménicos internacionales.
• La defensa de la libertad religiosa, en contra de cualquier tipo de discriminación.

< Anterior                                                                                        Siguiente >