“¿Cómo puede haber diálogo cuando se escucha una sola voz?”: Sobre nuestra participación pasiva en el Te Deum

MembreteFAIE3Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 04 de Junio de 2014

Sr. Secretario de Culto de la Nación
Embajador Guillermo Oliveri
S_/_D.

Ref.: Te Deum del 25 de Mayo de 2014

De nuestra mayor consideración:

                        Hemos visto con reconocimiento como en años recientes se dio lugar a la
presencia y expresión de la pluralidad del arco religioso y a las distintas corrientes del cristianismo en ocasión de la celebración religiosa que acompaña a la Fiesta Patria del 25 de Mayo. En esas oportunidades hubo una participación abierta de diversas confesiones y religiosidades presentes en nuestro pueblo, dando testimonio así de un crecimiento en el reconocimiento de la diversidad y pluralismo que aportan a la cultura de nuestra nación.

                       Nuestra vocación de continuar en esa línea se expresó ante esa Secretaría mediante una nota enviada a Ud. el 20 de febrero del corriente año, y luego en una conversación con el Subsecretario, Emb. J. Landaburu, sostenida el 13 de mayo, días antes de la celebración del Te Deum. En esa conversación se ratificó la voluntad de tener una participación interreligiosa en el acto del año en curso.

te
Es más, la invitación recibida de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación con fecha del 21 de marzo de 2014 señalaba el carácter interreligioso del Te Deum. Más adelante se nos comunicó sobre la participación de una pastora de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina convocada en representación de nuestras iglesias.

            Sin embargo, ya en el acto religioso en la Catedral Metropolitana pudimos comprobar que el mismo siguió los pasos de un acto exclusivamente de la Iglesia Católica Romana, y que a los representantes de otras confesiones se les relegó a un rol totalmente pasivo, de silencioso acompañamiento. Debemos reconocer que ello nos ha provocado un sentimiento de frustración y entendemos que es un retroceso en el camino del diálogo y amplitud que este Gobierno nos ha propuesto y que fuera reclamado en la homilía del Cardenal. ¿Cómo puede haber diálogo cuando se escucha una sola voz?.

                   Sabemos de la disposición de esa Secretaría para escuchar todas las voces y de la amplitud con que hemos sido recibidos por la Presidenta de la Nación en más de una ocasión, y cómo ha expresado su voluntad de ver a las distintas confesiones e iglesias participando en diversas actividades y programas de gobierno que hacen a la vida pública. Por ello hemos vivido esta situación como un paso atrás en este camino. Confiamos que haya sido una situación particular y que en próximas ocasiones podamos volver a tener, en momentos tan importantes para la vida de nuestro pueblo, una expresión respetuosa de la diversidad religiosa y una muestra de la unidad en la diversidad que hace a la composición y riqueza de nuestro pueblo.

                             Le saludamos respetuosamente,

Federico Schäfer                                                                             Néstor O. Míguez             Secretario                                                                                             Presidente

C.C.: Dr. Oscar Parrilli, Secretaría General de Presidencia de la Nación